CANCEROLOGIA INTEGRAL DEL SUR
Atención Médica de Vanguardia con Visión Humana
  

 


 

Cáncer de Mama. Estructura del órgano 

El término científico de mama se emplea para designar la región superior del tronco femenino y masculino. En la anatomía humana, las mamas se desarrollan en  par, la izquierda es de mayor tamaño que la derecha en la mayoría de los casos, y están situadas bajo la piel en el tórax de todos los individuos.

Erróneamente se emplea la palabra "seno" para referirse a la mama, ya que la palabra seno hace referencia a una cavidad corpórea, por lo que debe referirse al término correcto de mama. Los hombres también poseen mamas. Aunque éstas no están completamente desarrolladas.

Cada mama, cuyo aspecto exterior es una prominencia de tamaño y turgencia variables, posee ciertas estructuras tanto externas como internas, iniciando por las del exterior en donde se puede visualizar el pezón y la areola. Internamente la mama posee gran cantidad de tejido adiposo, que la constituye en un 90% dándole forma abultada, además se integran al tejido los conductos galactóforos y la glándula mamaria, encargados ambos de la producción y secreción de leche materna.

 

 

Anatomía de la Glandula mamaria y cáncer

 

 


 

Cáncer de Mama. Cáncer de Mama 

El cáncer de mama es el crecimiento desenfrenado de células malignas en el tejido mamario, que  generalmente se detecta como un bulto en el seno. Lo más recomendable para cualquier mujer es que periódicamente se practique el auto examen de seno y si presenta algunos factores de riesgo se realice exámenes clínicos de los senos. Existen dos tipos principales de cáncer de mama, el carcinoma ductal (el más frecuente) que comienza en los conductos que llevan leche desde la mama hasta el pezón y el carcinoma lobulillar que comienza en partes de las mamas, llamadas lobulillos, que producen la leche materna

 


 

 

Cáncer de Mama. Signos y síntomas 

Durante las primeras fases de la enfermedad se presenta una nudosidad o endurecimiento en una zona del pecho acompañada de una sensación de tensión o pesadez.

La mayoría de las mujeres no presentan dolor, o algún otro síntoma de alteración del estado de salud y se encuentra bien en el momento del diagnóstico. Raramente, hay retracción y salida del líquido del pezón, pero es importante considerar este factor.

En fases más avanzadas de la enfermedad, los síntomas son muy variados,  dependen del tamaño y extensión del tumor, el cual en esta etapa será claramente palpable en la zona afectada e incluso los ganglios de las axilas pueden estar aumentando de tamaño.

Las señales de alerta son:

  • Una masa, bolita dura o engrosamiento en cualquier parte del seno o en el área de la axila.
  • Cambio en el tamaño o la forma del seno, hoyuelos o arrugas en la piel del seno.
  • Hinchazón, enrojecimiento o calentamiento del seno que no desaparece.
  • Dolor en una parte del seno que no cambia con su ciclo menstrual.
  • Retracción en el pezón o cualquier otra parte del seno.
  • Secreción del pezón que comienza repentinamente y aparece solo en uno de los senos.
  • Picazón, llaga o área escamosa en uno de los pezones.

 

 

manifestaciones clinicas del cáncer de mama


 

Cáncer de Mama. Factores de riesgo 

A ciencia cierta, aún no se sabe la causa que lo origina, sin embargo, hay algunos factores que debes considerar y que te servirán para prevenir esta enfermedad.

Sexo
El cáncer de seno ataca principalmente a mujeres y solo en 1% a los hombres.

Edad
El riesgo de padecer cáncer de seno aumenta con la edad. Cerca de 18% de los casos de cáncer de mama se diagnostican en las mujeres de 40 a 49 años de edad, mientras que alrededor de 77% de las mujeres con este tipo de cáncer son mayores de 50 años al momento del diagnóstico. Aunque se han presentado casos en mujeres entre 20 y 30 años.

Los factores genéticos
Los que se heredan, se presentan cuando hay cambios en los genes del cáncer (BRCA o BRCA2). Éstos son dos genes, que hasta el momento los especialistas han identificado, tienen una relación muy estrecha con el padecimiento.

Antecedentes familiares de cáncer de mama
El riesgo de cáncer de seno es más alto entre las mujeres cuyos familiares consanguíneos cercanos tienen esta enfermedad, por lo que el riesgo podría aumentar sí:

  • Se tienen dos o más familiares con cáncer de seno o de ovario.
  • Algún familiar padeció cáncer antes de los 50 años de edad, ya sea en la rama materna o paterna. El riesgo es mayor si la madre o hermana tiene un historial de cáncer de seno.
  • Se tiene uno o más familiares con uno o dos cánceres (seno y ovario, o dos tipos diferentes de cáncer de seno).
  • Antecedentes personales de cáncer de seno: el riesgo de que aparezca un nuevo cáncer en otra parte del seno o en el otro seno aumenta de tres a cuatro veces en una mujer que ya tiene cáncer en un seno.

Períodos menstruales
El riesgo aumenta sí los periodos menstruales comenzaron a una edad temprana (antes de los 12 años) o la menopausia se presentó tardíamente (después de los 50 años).

Mujeres que no han tenido hijos
El riesgo es ligeramente mayor en mujeres que no han tenido hijos o aquellas que tuvieron su primer hijo después de los 30 años.

Uso de anticonceptivos orales
Las mujeres que usan anticonceptivos orales tienen un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de mama que las que no.

Alcohol
La ingestión de bebidas alcohólicas está asociada a un ligero aumento en la posibilidad de padecer esta enfermedad.

Obesidad y dietas con alto contenido de grasas
La obesidad (exceso de peso) aumenta el riesgo, especialmente en las mujeres que han pasado por la menopausia. El exceso de tejido adiposo aumenta los niveles de estrógeno e incrementa la probabilidad de padecer cáncer de mama.

 


 

Cáncer de Mama. Detección y diagnóstico 



Sociedades médicas nacionales e internacionales recomiendan que comiences a examinar tus senos a partir de los 20 años de edad. Se ha demostrado que una de cada diez mujeres podría presentar cáncer de mama en algún momento de su vida, siendo más frecuente en edades comprendidas entre los 40 y 65 años, el 95% de los casos de cáncer de mama pueden ser curados, siempre y cuando la enfermedad sea detectada en estadíos tempranos

Cuándo examinar tus senos
Debes examinar tus senos una vez al mes, así esta práctica llegará a convertirse en un hábito para tí.

Debes examinarte al transcurrir una semana tras el inicio de la menstruación, para que la congestión fisiológica a la que se encuentra sometida la mama por el estimulo hormonal haya desaparecido. (Durante el período pre-menstrual las mamas suelen estar endurecidas y dolorosas).

Si no tienes la menstruación por estar embarazada o por cualquier otro motivo debes elegir un día fijo de cada mes que te sea fácil de recordar.

No olvides que el hombre también puede sufrir de cáncer de mama, aunque en un porcentaje mucho menor.

Cómo practicarte el auto examen
Párate desnuda frente a un espejo y observa tus senos, primero con los brazos colgando libremente, luego con las manos presionando la cintura (esta maniobra contrae el músculo pectoral) y finalmente elevándolos por encima de la cabeza.

 

Observa tus senos para detectar

  • Diferencias entre una y otra mama.
  • Alteraciones en el tamaño, en la forma, en el contorno de cada seno (bultos, retracciones del pezón.)

También observa la piel para ver si presenta ulceración, descamación, grietas, etc.

Palpación A
Debes realizarla acostada porque en ésta posición los músculos están relajados y se facilita la palpación.

Si vas a examinar la mama derecha, primero debes colocar una pequeña almohada bajo el hombro derecho, a su vez el brazo de este lado debes elevarlo y situarlo detrás de la cabeza a nivel de la nuca.

Después, con los tres dedos centrales juntos y planos de la mano izquierda, realiza movimientos concéntricos o espirales alrededor de la mama, presionando suave pero firmemente con las yemas de los dedos y efectuando movimientos circulares en cada punto palpado, desde la periferia de la mama hasta el pezón, y en el sentido de las agujas del reloj.

 

 

 

Palpación B
Luego realiza movimientos verticales, para ello desplaza la mano para arriba y para abajo, cubriendo toda la mama.

Después, realiza los movimientos de cuadrantes, en los cuales la mano se desplaza desde el pezón, a la periferia de la mama y se regresa, hasta cubrir todo el seno.

Palpación C
En la misma posición debes palpar la axila correspondiente a la mama que estás explorando, para descartar la aparición de bultos; para ello desplaza la mano a lo largo de toda la axila realizando movimientos circulares de la mano en cada posición, la presión que has de ejercer con los dedos debe ser levemente mayor que en el caso anterior.

 

 

 

Palpación D
En la misma posición debes realizar la palpación de la aureola y el pezón, presionando el pezón entre los dedos pulgar e índice. Observa si al presionar existe algún tipo de secreción. También levanta el pezón junto a la aureola para comprobar si existe buena movilidad o adherencia.

 

 

 

 

Qué hacer en caso de anomalías
Si presentas nódulos, endurecimiento, cualquier secreción proveniente del pezón u observas alguna alteración de la piel de la mama o el pezón, no te asustes porque puede ser una alteración benigna, sin embargo debes acudir inmediatamente al médico para que te estudie, te oriente sobre qué acciones tomar y aclare tus dudas.

La mamografía es el único método por excelencia para la detección del cáncer de mama, siempre y cuando un médico después de explorarte te lo sugiera.

 

Diagnóstico de cáncer de mama

Una vez que se descubre una masa o abultamiento en el seno, es importante asegurarse que no sea maligno o canceroso, ya que ocho de cada diez tumores no lo son. Para esto, el médico iniciará con la elaboración de una historia clínica y con una serie de preguntas que aportarán información necesaria para determinar cada caso.

El médico reconoce una masa o abultamiento por su tamaño, textura y la forma como se mueve dentro del seno, generalmente las masas benignas se sienten diferentes a las cancerosas. En ocasiones una masa anormal es sólo un quiste que es una especie de saco lleno de líquido.

En estos casos, el médico puede deshacerlos por medio de un procedimiento sencillo y nada doloroso que consiste en introducir una aguja muy fina para sacar el líquido y examinarlo en el microscopio. Aunque pocas veces los quistes contienen células cancerosas, los resultados de éste análisis determinarán si es necesario pasar a una siguiente etapa que consiste en que la paciente se tome una mamografía, una ecografía o una biopsia.

Mamografía
La mamografía es una radiografía del seno y se realiza con una máquina de rayos X especialmente diseñada para esta zona del cuerpo. Es necesario saber que el estudio consiste en aplanar el seno, lo cual puede causar incomodidad, pero sólo dura unos minutos. La mamografía puede detectar muchos cánceres antes de que sea posible sentirlos o palparlos, por eso es recomendable la práctica de dicha prueba por lo menos una vez al año, sobre todo en mujeres de 40 años en adelante o en aquellas mujeres que tienen antecedente familiares de cáncer.

 

Aunque la mamografía es muy precisa, no es perfecta puesto que en ocasiones no detectan el cáncer, por eso es importante que además se continúe con la práctica de la autoexploración cuando haya terminado la menstruación, o en caso de que ya no se tengan periodos menstruales hacerlo específicamente un día de cada mes.

 

 

Resonancia magnética
Es el siguiente paso después de la mamografía y la autoexploración constante, el médico podrá indicar la realización de un estudio de resonancia magnética denominado ecografía. Para realizar esta prueba primero se aplica una capa delgada de gel sobre los senos, luego el médico dirige una especie de dispositivo que se pasa alrededor de los senos. Este dispositivo emite ondas de sonido que no se pueden oír ni sentir pero producen diferentes clases de ecos cuando chocan con distintos tejidos en el cuerpo. Posteriormente una computadora convierte los ecos en imágenes que se visualizan en una pantalla de video.

 

 

 

 

Este examen puede distinguir entre diferentes tipos de abultamientos que pueden ser quistes llenos de líquido y masa sólida. El médico usa la ecografía para determinar el tamaño, la forma, la textura y la densidad de una masa en el seno.

Biopsia
Este es otro procedimiento para verificar si la masa que ha aparecido en el seno es cancerosa. Consiste en tomar una muestra de las células o tejido del seno para examinarla bajo el microscopio en busca de signos de cáncer.

Existen diversos tipos de biopsia entre las que se encuentran:

  • Biopsia por aguja fina

 

 

  • Biopsia por aspiración con aguja
  • Biopsia por aguja gruesa

 

 

 

 

 

 

 

  • Biopsia asistida por vacío
  • Biopsia escisional

 

 

 

 

  • Biopsia incisional
  • Biopsia guiada por ultrasonograma

 

  • Biopsia previo Marcaje

 

 

 

El médico determinará qué tipo de biopsia se requiere para cada caso.

 

 

Resultados de la biopsia

En cancerologia integral del sur los resultados de la biopsia o cualquier especimen de tejido enviado para estudio  tarda 10 días hábiles. En casos especiales donde hay dudas en el diagnóstico hay que realizar pruebas de inmunohistoquímica estos estudios tardaran 5 días mas aproximadamete.

Cualquier duda acerca de los  resultados puedes pedirlo al telefono 8 43 55 50 o 2 51 79 96, correo electronico: ramirezrh@gmail.com

Prueba HER2
HER2, por sus siglas en inglés (Receptor Humano para el Factor de Crecimiento Epidérmico tipo 2) es una proteína que produce un gen que al acumularse en grandes cantidades tiene el potencial de producir cáncer.

En una situación normal, HER2 desempeña un papel importante en el crecimiento y el desarrollo de una amplia variedad de células denominadas epiteliales, que son aquellas que se encuentran recubriendo los órganos y glándulas, como lo son las glándulas mamarias, permitiendo la renovación controlada de este tejido.

Es una prueba que se realiza en un laboratorio de patología donde utilizando una muestra de tejido de cáncer de mama y a través de diversos medios, se busca identificar el grado de presencia de la proteína HER2.

La presencia elevada de la proteína, indica un pronóstico menos favorable del cáncer pues tienden a crecer y a propagarse más rápidamente. Cuando se determina que la sobre-expresión de HER2 es positiva, el pronóstico es peor en tratamientos estándar y habrá que elegir un tratamiento para cáncer de mama más eficaz. Aproximadamente el 25% de la mujeres con cáncer de mama resultan HER2 positivas. Es decir, una de cada cuatro.

La prueba HER2 puede realizarse a pacientes que recientemente hayan sido diagnosticadas con cáncer de mama invasor o hayan tenido o actualmente tengan cáncer de mama y quieran saber si existe un tratamiento alternativo a la quimioterapia o a la terapia hormonal.


 

Cáncer de Mama. Clasificación por etapas 

La clasificación se realiza en estadios, para los subgrupos, se realiza con números que van del I al IV (1 al 4).

ETADIO I
Indica que el tumor es menor de 2 cm y no hay metástasis. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 98%.

ESTADIO II
Abarca las siguientes situaciones:

  • No mide más de 2 cm pero los ganglios linfáticos de la axila están afectados.
  • Mide entre 2 y 5 cm y puede o no haberse extendido.
  • Mide más de 5 cm pero los ganglios linfáticos axilares no están afectados. El índice de supervivencia a 5 años es del 88-76%.

ESTADIO III
Se divide en estadio III A  y III B:

El estadio III A puede integrar a las siguientes formas:

  • El tumor mide menos de 5 cm y se ha diseminado a los ganglios linfáticos axilares y éstos están unidos entre sí o a otras estructuras.
  • El tumor mide más de 5 cm y los ganglios linfáticos axilares están afectados. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 56%.

El estadio III B puede darse en los siguientes casos:

  • El cáncer se ha extendido a otros tejidos cerca de la mama (piel, pared torácica, incluyendo costillas y músculos del tórax).
  • El cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos dentro de la pared torácica cerca del esternón. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 46%.

ESTADIO IV
Se produce cuando el cáncer se ha diseminado a otras estructuras del cuerpo. Los órganos en los que suele aparecer metástasis con mayor frecuencia son los huesos, los pulmones, el hígado o el cerebro. También puede ser que el tumor haya afectado localmente a la piel. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 16%.

 


 

Cáncer de Mama. Tratamiento 

Cirugía
Es la primera opción de tratamiento para muchos casos de cáncer. Si está localizado y restringido a una zona, es recomendable la cirugía para extirparlo junto con el tejido circundante que pudiera contener células cancerosas.

 

 

 

 

Paciente sometida a cuadrantectomia mas disección Axilar por cáncer de mama. En la actualidad debe de intentar conservarse la mama y se puede lograr sin exponer la vida de la paciente,  cuando hay criterios para conservar la mama  lafotografía previa es muestra de los resultados cosmeticos aceptables.


 

 

Cuando no es posible conservar la mama se pude reconstruir con varias tecnicas como  colgajos miocutaneos, expansores y en una segunda cirugia se reconstruye el pezon. Muestra de ello es la fotografía previa donde se  se realizo reconstrucción de la mama y mastopexia de la mama derecha y en otra cirugia se reconstruye el pezón

 

El éxito de la cirugía depende de si el tumor se ha extendido o no a otras áreas. Este método sigue ofreciendo las mejores posibilidades de cura para muchos tipos de cáncer.
 

Radioterapia
Se utiliza para tratar el cáncer localizado y mediante este método se destruyen o se dañan las células cancerosas para que no puedan reproducirse.

 

Esta se administra con rayos externos de alta energía o mediante implantes internos. La radioterapia externa no es dolorosa y es muy similar a la toma de una radiografía con rayos X. El paciente no necesita ser internado y el tratamiento se administra unos 5 días a la semana durante 5 u 8 semanas, lo cual depende del tamaño, ubicación y el tipo de cáncer.

 

 

 

 

Bajo ciertas circunstancias, se puede administrar a través de implantes, los cuales son pequeños recipientes que se colocan en o cerca del tumor mientras el paciente está bajo anestesia general o local. Mediante este método, el paciente puede recibir una dosis total más alta de radiación en un área más pequeña.

Algunos implantes pueden colocarse por un médico en una clínica para pacientes ambulatorios, mientras que otros podrían requerir que la persona permanezca en el hospital durante unos cuantos días.

Los implantes generalmente no causan dolor intenso, pero podrían ocasionar algunas molestias si se fijan en su lugar con la ayuda de un aplicador. Una vez que se retira el implante, la radiactividad desaparece del cuerpo.

En la radioterapia hay efectos secundarios, los cuales varían de un paciente a otro y dependen de la parte del cuerpo que se está tratando y de la cantidad de la radiación utilizada.

Los efectos secundarios pueden ser cansancio, cambios en la piel en el área tratada y cierta pérdida del apetito. Otros por lo general se relacionan con el tratamiento en áreas específicas, tales como pérdida del cabello. Por fortuna, muchos de los efectos secundarios desaparecen con el tiempo. No dejes de consultar a tú médico para ver si existe alguna solución para manejar estos problemas.
 

Quimioterapia
Se utiliza para tratar las células cancerosas que se han propagado o se ha presentado el fenómeno de metástasis, es decir, a otras partes del cuerpo. Dependiendo del tipo y de su etapa de desarrollo, este método se puede utilizar para detener la enfermedad, evitar que se extienda, hacer más lento su crecimiento, eliminar las células cancerosas que se hayan extendido a otras partes del cuerpo o aliviar los síntomas ocasionados por el padecimiento.

La quimioterapia consiste en tratar el cáncer con medicamentos de acción intensa, que por lo general se inyectan en la vena o se administran por vía oral. Los medicamentos viajan por todo el cuerpo en el torrente sanguíneo y a menudo se utiliza una combinación de medicamentos, porque se ha comprobado que eso es más eficaz.

Este método de cura se administra en ciclos, cada uno de ellos seguido por un periodo de recuperación. La quimioterapia con frecuencia dura alrededor de 6 meses, variando entre 3 y 9. Después de que el cáncer se extirpa mediante la cirugía, la quimioterapia puede reducir considerablemente el riesgo de que el cáncer reaparezca.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo de medicamentos, de la cantidad administrada y de la duración del tratamiento. Los más comunes son náusea y vómito, pérdida temporal del cabello, aumento de probabilidades de infección y cansancio.

Algunos pueden ser más difíciles de tolerar, mientras que otros pueden ser leves. La mayoría de estos efectos se pueden controlar con medicamentos, métodos de apoyo o cambiando el programa del tratamiento. Otros por el contrario podrían requerir atención médica de inmediato, por lo que tu médico debe enterarse lo más pronto posible.

 

Trasstuzumab

 

 


Terapia Hormonal
Involucra el uso de medicamentos o la extracción quirúrgica de los ovarios para prevenir que las hormonas estimulen el crecimiento de las células cancerosas que pudieran permanecer en el cuerpo después de la cirugía.

Consiste en consumir medicamentos orales que combaten el crecimiento o la extensión de algunos tipos de cáncer, bloqueando la acción del estrógeno, la hormona femenina

 

 

 

Hormonoterapia